¿Quiere comunicar un mensaje? No olvide el e-mail

mailmarketingLos mismos que decían que el cine acabaría con la radio, después que la televisión acabaría con el cine, y que Internet acabaría con la TV… quizá no los mismos, pero sus hijos y nietos son los que ahora nos dicen que las redes sociales acabarán con la web o con el e-mail. Pero a la hora de la verdad, nada de eso acaba sucediendo. Porque en el siglo XX y en lo que llevamos de XXI, la tendencia demostrada es que las tecnologías conviven, y no que unas acaban con otras..

Si su empresa quiere comunicar un mensaje, debe estar presente en las redes sociales, en el mundo de la publicidad online y en el marketing móvil, obvio. Son herramientas fundamentales hoy en día. Pero quizá más fundamental es, todavía, el e-mail marketing. ¿Por qué? Principalmente, por cuatro motivos:

- Es medible: el resto de tecnologías también suelen serlo. Pero no por ello deja de serlo un mailing, del que se puede medir su tasa de apertura, los clics realizados, el rebote, las suscripciones, las bajas… En un e-mail se puede medir prácticamente TODO.

- Es segmentable: una buena opción para las empresas es la de disponer de varias listas de distribución en función del mensaje que se desea transmitir. No querrá comunicar lo mismo, por ejemplo, a alguien que quiera captar como cliente, que a un comprador habitual.

- Es una comunicación de persona a persona: a diferencia de las redes sociales, que lanzan mensajes de uno a muchos, el e-mail es una comunicación de uno a uno. Y eso puede favorecer un clima de cercanía y de confianza.

- Es un medio no invasivo, que respeta la privacidad: para recibir mailings y newsletters de una empresa, uno debe dar primero el paso de suscribirse, idealmente con el sistema de “doble opt-in”, por lo que ya habrá demostrado un cierto interés. Además, no es necesario leer el e-mail en el momento en el que se recibe, siempre puede dejarse para cuando se desee.

Por todo ello y otros motivos, todos seguimos utilizando el e-mail cada día. Lo más habitual es que, a la hora de situarnos delante de una pantalla, lo primero que hagamos sea consultar el Facebook… y el correo electrónico. Y eso es algo que las empresas deben tener muy en cuenta. ¿O no?

Próxima entrega: ¿Cuál es el mejor día para enviar un e-mail?